Skip to Content
Loading

Cómo leer un libro (fragmento discurso Joseph Brodsky)

“La manera de desarrollar buen gusto en literatura es leer poesía. Si piensan que estoy hablando por partidismo profesional, que estoy tratando de defender los intereses de mi gremio, están equivocados: no soy sindicalista. La clave consiste en que siendo la forma suprema de la locución humana, la poesía no es sólo la más concisa, la más condensada manera de transmitir la experiencia humana; ofrece también los criterios más elevados posibles para cualquier operación lingüística, especialmente sobre papel.
Mientras más poesía lee uno, menos tolerante se vuelve a cualquier forma de verbosidad, ya sea en el discurso político o filosófico, en historia, estudios sociales o en el arte de la ficción. El buen estilo en prosa es siempre rehén de la precisión, rapidez e intensidad lacónica de la dicción poética. Hija del epitafio y del epigrama, concebida al parecer como un atajo hacia cualquier tema concebible, la poesía impone una gran disciplina a la prosa. Le enseña no sólo el valor de cada palabra sino también los patrones mentales mercuriales de la especie, alternativas a una composición lineal, la destreza de evitar lo evidente, el énfasis en el detalle, la técnica del anticlímax. Sobre todo, la poesía desarrolla en la prosa ese apetito por la metafísica que distingue a una obra de arte de las meras belles lettres. Hay que admitir, sin embargo, que en este aspecto particular la prosa ha demostrado ser una discípula más bien perezosa”

 

 

Joseph Brodsky
“Cómo leer un libro”
(leído en la inauguración de la Feria del Libro de Turín en 1988)

 

Escritor ruso autodidacta. En 1964 se le acusó de "parasitismo social" (тунеядство - tunieiádstvo) y se lo condenó a cinco años de trabajos forzados, pero pasó sólo un año y medio en un campo penitenciario de Arjánguelsk, hasta que su sentencia fue indultada en 1965. Desde entonces conservó una actitud de discreción hacia el régimen1 y, si bien nunca fue afiliado a la discrepancia política que tantos intelectuales compartían, sí mostró reserva en su relación con las autoridades soviéticas, como lo demuestra su negativa a pedir visado para concurrir a un encuentro internacional de poesía celebrado en Londres en 1969 y al Festival de los Dos Mundos de Spoleto (Italia). En 1972 tuvo dos breves estadías en Viena y Londres y finalmente se asentó en Estados Unidos, donde adquirió su nueva nacionalidad en 1977. En uno de sus poemas describe los obstáculos que encontró para plasmar sus ideas y sentimientos en inglés, su nuevo idioma.

Se le otorgó el Premio Nobel de Literatura en 1987 por toda una obra que singulariza por su vitalidad y por su esfuerzo analítico de un universo en balance.

 

Obra traducida al español:

  •  La canción del péndulo (Less than one). traducción de Esteban Riambau Saurí, Juan Gabriel López Guix y Marco-Aurelio Galmarini. - Barcelona: Versal, 1988. - 251 p.; 23 cm. -(Biblioteca del corondel)
  • Etcétera (So forth). traducción de Alejandro Valero. - Madrid: Cátedra, 1998. - 149 p.; 21 cm. – (Poesía)
  •  Marca de agua (Watermark). Traducción de Horacio Vázquez Rial. - Barcelona: Edhasa, 1993. - 106 p.; 20 cm. - (Narrativas contemporáneas; 138)
  • Menos que uno (Less than one); traducción de Roser Berdagué Costa y Esteban Riambau Saurí. - Barcelona: Versal, 1987. - 219 p.; 23 cm. - (Biblioteca del corondel)
  • Parte de la Oración y otros poemas (A part of speech). traducido del ruso por Amaya Lacasa y Ramón Buenaventura. - Barcelona: Versal, 1991. - 107 p.; 22 cm. - (Travesías)
  • Del dolor y la razón (On grief and reason). Ensayos. Trad. De Antoni Martí García, Ancora y Delfín, 1998.
  • No vendrá el diluvio tras nosotros (Antología Poética). Traducción, selección y prólogo de Ricardo San Vicente. Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores, España. 2001.
  • Poemas de Navidad (Nativity Poems). Traducción de Svetlana Maliavina y Juan José Herera de la Muela. Editorial Visor, España. 2006.
  • Y así por el estilo (So Forth). Traducción de José Luis Rivas. Universidad Veracruzana, México, 2009.
  • Pushkin, Maldenstam, Pasternak, Brodsky, La mariposa en la estrella, Buenos Aires, Leviatán, 2001.
Fuente: wikipedia
Share this Compartir
Su voto: Ninguno Promedio: 4 (5 votos)

Votar

Su voto: Ninguno Promedio: 4 (5 votos)


ensayo | by Dr. Radut