Skip to Content
Loading

Billy Childish o el héroe de la creatividad en estado puro

“No quiero un trabajo, no deseo ser escritor y no tengo ninguna ambición de ser pintor, sólo me gusta pintar. No tengo ninguna ambición de ser famoso. No me importaría, pero no quiero hacer estas cosas como trabajos. Los trabajos implican convertir lo que haces en algo miserable. Convertirse en un profesional destruye toda la diversión. La idea de “ser algo” es horrible.” (...) “La gente está obsesionada con lo ficticio y lo falso” (...)“La gente tiene un problema: quieren trabajar conmigo, pero cuando se dan cuenta de lo fácil que es y de que no soy nada realmente especial, entonces pierden el interés. Apenas hablan conmigo se dan cuenta de que cualquier proyección de grandeza que tengan es falsa, porque yo no mantengo las apariencias ni guardo las distancias. No paso mi tiempo creando esa ilusión. Paso mi tiempo derribándola”

Billy Childish

 

Estandarte de la creatividad en estado puro, allá por la Gran Bretaña, Billy Childish lleva más de 30 años ofreciéndose al mundo a través de su obra. Se revela como un defensor a ultranza del arte puro frente al academicismo estéril, abogando por la expresión emocional básica en la obra artística y renegando del exceso de formalismo y sofisticación en el arte británico contemporáneo. Con esas reivindicaciones y junto a su amigo Charles Thomson funda el movimiento artístico, Stuckim , que luego abandonará.

Nacido en 1959 en el sur de Inglaterra, ejerció varios oficios y comenzó estudios en la Escuela de Arte, que supo abandonar lo suficientemente a tiempo para empezar su gran aventura como poeta del punk en aquellos turbulentos días del 77, para después integrarse en el mundo de la música de garaje, donde es más conocido. Lidera grupos de renombre en su temática como los Headcoats, Milkshakes y Migthy Caesars entre otros. Pero Childish no se detiene ahí: fiel al “hágalo usted mismo”, también graba sus discos, a veces de forma precaria, llegando casi a 80 Lps, y publica sus propias obras editadas en su editorial Hangman Books (Libros del Verdugo) donde tiene más de 30 publicaciones entre novelas y poesía, así como más de 1800 cuadros y litografías.

Como poeta es sencillo, duro, lacónico y descarnado, ofreciendo una visión de la vida realista, no exenta de angustia y pesimismo, reflejo de la época que le toca vivir, pero con unas breves pinceladas de cierto humor que le aportan algo de suavidad.

Partir esta vida en pedazos

un hombre debería tallar poemas
como corta madera
y partir esta vida en pedazos

debería buscar la verdad
y romper la verdad
y partir esta vida en pedazos

un hombre debería contarle a
su propio corazón
su historia
su vida
y partirse en pedazos
hasta que no quede nada

la vida está llena de pequeñas victorias
muchas traiciones y derrota final
el hombre debe aprender a soportar toda clase
de terribles golpes

debería cortar madera
como bebe
debería beber
como folla
y debería follar
como ama

y
si encontrase el amor
debería
partirla a ella en pedazos
también

De Poems of Laugther & Violence

Publicado en origen: red.elaleph.com/caleidoscopio

Calificación: 
5
Share this Compartir
Promedio: 3.5 (8 votos)

Votar

Promedio: 3.5 (8 votos)


poesia | by Dr. Radut